En mi casa me sale mejor…

artículo escrito por Toni Iñiguez


 guitarra clásicaCuando estamos tranquilos y relajados en nuestras casas y estamos practicando guitarra clásica es cuando mejor nos salen las cosas. El sonido es maravilloso, tenemos una velocidad y soltura increíbles y los acordes y posiciones nos fluyen  con increíble facilidad. Notamos que tocamos realmente bien.  

Las obras nos salen, los estudios están dominados y todo es maravilloso.

Pero cuando llegamos a clase y tocamos delante del profesor o delante de la gente en audición o examen, de pronto toda esa magia se viene abajo, desaparece, se esfuma y empiezan a aparecernos errores, olvidos, fallos en la pulsación o en el sonido y es entonces cuando nos decimos o comentamos a quien tenemos cerca esa famosa frase que tantas veces hemos dicho a modo de disculpa:

“!Es que en mi casa me sale mejor!”.

En los años que llevo dando clase habré escuchado esta frase cientos de millones de veces y es que es verdad, en nuestra casas las cosas salen mejor que cuando tocamos en publico delante de quien sea pues en casa nuestra atención está concentrada en un solo punto, no estamos pendientes de lo que piensen los demás de nosotros y  esa concentración impulsa y potencia nuestra practica.

 

Esa es la clave: la concentración y la atención. Cuando estamos en publico tocando nuestra atención está dividida en varios sitios, en la guitarra, en la sala donde estamos tocando, en la gente, en los ruidos, en nuestros pensamientos sobre si lo estamos haciendo bien o mal…. esto es normal y no debe desanimarnos. Al contrario debemos verlo como la oportunidad para practicar nuestra capacidad de concentración y atención.

 

Así que te sugiero tres cosas con la guitarra:

1.-Busca oportunidades para tocar delante de la gente e ir fortaleciendo tu concentración y foco en situaciones con muchos estímulos. Por ejemplo tocar delante de  la televisión o con alguien que “moleste” a tu lado es una manera de hacerlo.

2.-Aprende a recuperarte de los errores. Sal rápido del fallo, no te quedes lamentándote y las siguientes notas que te queden ,sean estas  muchas o pocas, dales todo el valor y fuerza e interpretación de la que seas capaz.

3.- Recuerda que es imposible ser perfectos pero sí cada día mejores teniendo la perfección como meta.

 

La practica  de la concentración es una herramienta muy valiosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *