CÓMO DIGITAR LAS OBRAS PARA GUITARRA CLÁSICA
por Toni Iñiguez


Digitar obras para guitarra

La digitación es importantísima en la guitarra, sabiendo que un mismo sonido  se puede producir en diferentes lugares del diapasón, surgen muchas posibilidades que debes tener en cuenta para lograr los objetivos técnicos y artísticos de calidad  que es lo que se busca.

La digitación son las indicaciones en la disposición de los dedos en la ejecución de notas  en la guitarra siendo este un aspecto fundamental en el estudio de cualquier obra. Y esto es así porque con los movimientos de los dedos, ayudamos a lograr que  las notas sean producidas con el mínimo esfuerzo posible, y porque afecta directamente  a la articulación, el timbre, e incluso el ritmo.

Cruces buenos y malos en la mano derecha, escalas a dos o tres dedos, una digitación que ayuda a encontrar un color deseado o  la dinámica… etc. Son cuestiones que debes tener en cuenta al abordar la digitación de tus obras para guitarra clásica.

Los principios técnicos de la digitación pueden variar mucho de un guitarrista a otro y pueden ser todos igual de buenos. Los criterios de digitación dependen de la exigencia de cada intérprete y sus  conocimientos de la armonía, de la articulación…. Es muy dificil establecer unos criterios generales para todos. No obstante podemos intentar comentar algunos. El primero,  sería desconfiar de todas las digitaciones impresas en las partituras que compramos, y con paciencia digitar las obras nosotros mismos, pensado creativamente.

Algunos consejos orientativos pueden ser estos:

.-La digitación elegida debe ser la que más resalte la idea musical  del pasaje que estemos digitando, hacerlo más bello posible, aunque en ocasiones esto nos obligue a elegir una combinación de dedos más complicada.

.-No siempre se puede elegir la digitación más sencilla pues a veces un mismo pasaje o gran parte de la obra presentan digitaciones muy diferentes. La digitación es una de las cosas más personales a realizar en la guitarra.

.-En lugar de digitar una nota o posición pensando en poner los dedos más lógicos para ello, digitarlo observando de dónde se viene y a dónde se va para que todo el conjunto en el desplazamiento tenga sentido. Para ello prepararlos dedos de la mano izquierda.  Esta preparación de los dedos es fundamental para asegurar posiciones y pasajes difíciles.  

.-Dedo guía: el dedo guía es el dedo que permanece sobre una cuerda y se utiliza desplazándose por la misma, lo que ayuda a trasladar la mano a todas posiciones. Se usa preferiblemente sobre las tres primeras cuerdas. Los que mejor funcionan como dedo guía son los dedos 1 y 2 por ser los más fuertes; el 3 y el 4 pese a que no tienen tanta fuerza ni agilidad, también pueden utilizarse. 

.-La digitación es un medio más con el que cuenta el intérprete para “expresar” una idea musical. Según cómo entendamos musicalmente un pasaje, así encontraremos la digitación o digitaciones que nos ayuden a conseguir el efecto deseado.

.-Las transcripciones de música procedente de otros instrumentos y las obras de compositores no guitarristas plantean mayores dificultades de digitación.

.-Cuerdas al aire: siempre que en un pasaje esté presente una de las notas MI, SI, SOL, RE, LA, MI, se estudia si una o más se pueden tocar al aire, por dos razones; en primer lugar, para ayudarnos a desplazarse sobre el diapasón, ya que al utilizar una cuerda al aire, el guitarrista tiene más tiempo para hacer el desplazamiento; en segundo lugar, para la realización de acordes.   Hay que tener cuidado al tocar cuerdas al aire, pues las cuerdas al aire suenan con más brillo y resonancia que las cuerdas pisadas. Esta diferencia se soluciona controlando la pulsación y el ángulo de la mano derecha, unas veces con el ángulo de ataque y otras -preferiblemente en pasajes lentos- con el desplazamiento de la mano derecha entre el puente y el diapasón.

Mas propuestas

.-Se propone cantar una frase  y a partir de ahí se trata de digitar de forma que el resultado guitarrístico se aproxime cuanto más mejor a lo que hemos cantado y cómo queremos que suene la música. 

.-Sustitución para prolongar notas:  es posible prolongar una nota sustituyendo un dedo por otro. Se trata de una técnica que merece ser valorada en el proceso de digitación.  La sustitución consiste poner el dedo sustituto en el mismo traste que estamos pisando con el otro dedo, instante en el que se retira el dedo que permanecía inicialmente en la nota.  Mejor estudiar este mecanismo practicándolo en ejercicios técnicos aislados del pasaje musical; una vez dominado, podrá incluirse en la pieza

.-Digitación de la mano derecha: prestarle también mucha atención a este detalle. Dediquemos tiempo. Los dedos i, m, a, deben tocar en la misma dirección lograr la uniformidad del sonido.  Poner los dedos con anterioridad en la cuerda que van a tocar, siempre y cuando este recurso no afecte la duración correcta de las notas.  Evitar pulsaciones repetidas de los dedos sobre una misma nota, exceptuando pulgar e índice, los cuales tienen buena respuesta en la pulsación de dos notas rápidas consecutivas.  Evitar cruzamientos. En caso de que sea necesario, el índice es el más apropiado para cruzar de cuerdas graves a agudas. Para escalas descendentes a velocidades altas funcionan muy bien las combinaciones  p m i y  m i a  con el propósito de evitar cruzamientos.

.-Es muy importante que el timbre y la continuidad del sonido en el fraseo no se resienta por un cambio de posición o de cuerda.

.-Las manos de cada guitarrista pueden ser de diferente tamaño o forma, y no se pueden estandarizar las digitaciones, sino, adaptar nuestras propias posibilidades o las del alumno a las necesidades musicales que buscamos. Siempre hay una solución a los problemas de digitación.

Algunos libros que hablan sobre estos temas:

Ricardo Barceló: La digitación guitarrística (Madrid: Real Musical, 1995).

Gilardino, Angelo (1975) Il problema della diteggiatura nelle musiche per chitarra. Il ”Fronimo”

Palamidessi, Stefano. (1999) Metodologia dello studio ed esercizi tecnici per chitarra. Bellona.: Edizioni Santabarbara.

Alcázar, Miguel (1989) The Segovia-Ponce letters.: Editions Orphée.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *