Cómo memorizar obras y estudios para guitarra

artículo escrito por Toni Iñiguez


harborside_footstool_8772_0Al trabajar una obra o un estudio con la guitarra, tocalo muy despacio, con atención y sin cometer errores.

Sé consciente de  los movimientos que hagas con las dos manos, de cómo deslizas los dedos de la mano izquierda, o de cómo los anticipas sobre los trastes. Piensa qué digitación utilizas, que sea siempre la correcta y sin equivocarte, repetirlo una y otra vez a una velocidad moderada. Después de repetir estos movimientos perfectos y sin errores varias veces, entonces prueba a aumentar la velocidad tocando el fragmento más rápido .

El motivo por el que debes trabajar de esta manera es muy sencillo de entender.
“Nuestro cerebro es como una grabadora. Cualquier movimiento o acción que realizamos con las manos queda registrada en la memoria muscular. Cuando tocas una obra de memoria, el movimiento, las posiciones de las manos, te llevan de una posición a otra. “

Los movimientos se suceden unos a otros y el colocar una determinada posición de la mano hace que recuerdes automáticamente cual es la posición que viene a continuación.
Por eso es tan importante que repitas en tu cerebro-grabadora los movimientos perfectos y precisos, sin errores, para que queden registrados en la memoria muscular y en poco tiempo queden almacenados y después puedas reproducirlos con total perfección. Una obra musical para guitarra es una sucesión de posiciones de manos, de cambios de dedos y de movimientos musculares que se suceden unos a otros sin que al final apenas tú tengas nada que ver.

Es un error practicar con la guitarra clásica de cualquier manera, sin prestar atención o pasando siempre por el mismo fragmento de la melodía tocándolo con fallos.
Estos errores van a quedar anotados en nuestra memoria muscular.
Así que recuerda que eres una grabadora y que tus movimientos quedan registrados en tus músculos.

Realiza movimientos perfectos que queden almacenados en tus manos. Estudia despacio y con perfección, después tocarás perfecto.

Cada guitarrista ha de encontrar el sistema que mejor se adapte a sus características personales, pero al memorizar existen algunas reglas generales que pueden servir a todos.
Puedes memorizar voluntaria o involuntariamente. Esta última manera es cuando te aprendes las posiciones y los movimientos encadenándolos. Es una manera de hacerlo, pero tiene el riesgo de que si te olvidas y te paras en medio de tu interpretación, quizá no sepas seguir si no empiezas desde el principio de la obra. Quizá sea mejor utilizar la memoria voluntaria.
Tenemos diferentes tipos de memorias. Visual, muscular, auditiva… puedes probar a combinar todas ellas para tener buenos resultados.
Memoriza por frases musicales.
Memoriza por compases repitiendo hasta lograrlo.
Empieza a estudiar las obras por el final y por la mitad.
Memoriza los bajos y la armonía.
Combina todos estos aspectos y tendrás la obra resuelta. Si lo has echo correctamente es muy probable que nunca olvides la obra y que pasados muchos años todavía tus dedos sean capaces de recordar las posiciones y los movimientos.

Apuntate aquí si deseas recibir clases de Guitarra en nuestra Escuela y te ayudaremos a mejorar como guitarrista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *