Sí que puedes vivir del arte de la guitarra clásica

escrito por Toni Iñiguez


Sí que puedes vivir de ser artista y de la guitarra clásica

Una vida dedicada al arte, sea este pintura, escritura o música, es una de las cosas más profundas e interesantes que le pueden suceder a uno en la vida.

Aunque eso de suceder si lo piensas, en realidad descontando las  cosas que nos “suceden”, el resto “hacemos” nosotros que sucedan.

Se trata de querer, de esforzarse para que sucedan.

Si te apasiona la música y la guitarra, si amas su sonido, si te encanta tocar y disfrutas enormemente tocando, aprendiendo partituras y enseñando y compartiendo con otros lo que sabes, puedes estar seguro de que si lo intentas podrás llevar una vida dedicada íntegramente a la música y la guitarra clásica.

INTENTARLO

Si realmente intentas que suceda,  si estudias y practicas, si vas a clase con un profesor, si abandonas tus dudas o tus miedos a no poder conseguirlo, a no ser suficientemente bueno…

En esta vida todo tiene un precio, no hay nada gratis. Para todo hay que hacer un pequeño esfuerzo por lograr nuestros sueños, sacrificarnos durante un tiempo pero después del esfuerzo llegaran las recompensas, tiempos buenos y finalmente lo lograremos.

Antiguamente, los artistas se morían de hambre o al menos eso dice la leyenda popular, cuentan que el arte no se valoraba o no se vendía y los músicos, escritores y pintores pasaban muchos apuros económicos, pero en la actualidad, uno puede hacerse una vida como músico y vivir bien de ello.

Nunca en toda la historia de la humanidad hemos tenido tantas oportunidades para poder hacernos notar y mostrar nuestro trabajo o habilidades a los demás, interesar a los otros y conseguir que nos paguen por ello. 

Esta vida contiene posibilidades infinitas. Se trata de saber lo que se quiere, simplificar, concentrarse en pocas cosas e ir a por ellas con todas nuestras fuerzas.
Si quieres vivir de la música y ser guitarrista, organiza un plan para lograrlo, y ve a por ello.

Alegrar la vida los demás proporcionándoles belleza y cultura es un propósito realmente superior que vale la pena alcanzar.

Miles de satisfacciones te esperan al final del camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *