¿Tocar con uña o con yema la guitarra clásica?

artículo por Toni Iñiguez


Tocar con uñas o yemas

¿Tocar con uña o con yema la guitarra clásica?

Cuando todos nosotros empezamos a tocar guitarra clásica, vemos  normal el pulsar las cuerdas con las uñas. Pero esto no siempre ha sido así. Es lo que nos han enseñado desde el primer día, en que decidimos tomarnos en serio el estudio de la guitarra clásica.

Pero…  ¿te has preguntado alguna vez porqué tocas con uñas?

Algunos pianistas y otros músicos se asombran de que nosotros los guitarristas debamos estar siempre preocupados por una extensión en nuestra mano y tengamos que cortarlas, limarlas, ponérnoslas de porcelana….etc. Les parece raro.

Pero es el sacrificio que debemos hacer por tocar con las uñas y sacar ese sonido tan redondo que caracteriza  a la guitarra clásica.

¿Siempre fue así?

No. Antiguamente no era así. Los instrumentos de cuerda pulsada utilizaban cuerdas de tripa de animal, que se ponían  a secar y enrollaban después. Estas cuerdas de tripa, por su material, tienen una tensión bastante fuerte, casi idéntica a nuestras cuerdas de tensión fuerte, así que los antiguos no necesitaban tocar con uñas ya que al pulsar las cuerdas solo con la yema del dedo, estas proporcionaban un sonido fuerte y potente.

 

Durante decenas de años  se tocó con yema y nunca se utilizaron las uñas. El nylon y carbono de nuestras cuerdas es un material nuevo, muy reciente.

 

Hay una discusión muy conocida sobre si Tárrega tocaba con uñas o con yemas.  Al parecer, según dicen algunos estudiosos, Tárrega en su juventud recibió clases y lecciones del guitarrista Julian Arcas y cuentan que Arcas tocaba con yema siguiendo la tradición de los antiguos. Por lo que probablemente le enseñaría a Tárrega a tocar con yemas.

 

Debemos tener en cuenta que por aquella época de la que estamos hablando, los instrumentos seguían utilizando cuerdas de tripa. Dicen que Tárrega en sus conciertos entre  pieza y pieza sacaba unas tijeritas para cortar los hilos que salían de sus cuerdas deshilachadas de tripa, defecto propio de tocar con estas cuerdas tan especiales.

 

Fue Tárrega 

quien sistematizó y dio a conocer la manera de tocar con yemas y transmitió estas enseñanzas.

Así que podemos imaginarnos a todos los instrumentos con sus cuerdas de tripa, violonchelos, violines laudes….y también nuestra guitarra.

 

El presente y el futuro

Imaginaros un examen en el conservatorio, !Carcassi examinándose y tocando sin uñas, solo con yemas sus propias piezas!. Seguro que algún profesor del tribunal lo suspendía por no tocar “correctamente”.

 

Esta pequeña broma nos hace darnos cuenta de cómo evolucionan las cosas.
La guitarra clásica está viviendo una feliz nueva etapa con sus cuerdas fabricadas en nuevos materiales con los que se está experimentando, con sus sonido maravilloso con nuevos y numerosos compositores que trabajan para darnos a conocer miles de obras y piezas nuevas. Estamos en un gran momento de la historia de la guitarra. Nuestra técnica actual nos pide tocar con uñas y eso está bien.

 

Y veremos que más sorpresas asombrosas nos traen la evolución y el paso del tiempo.

 

2 Comentarios

  1. Una lectura interesante , el saber no acupa lugar .
    Yo al final sere un Tárrega , como no hay manera de que me crescan las uñas estoy usando la tecnica de yemas ,lol
    Saludos a todos los guitarristas .
    Gracias Toní

    • Seguro que terminas siendo un gran guitarrista como Tárrega, Luis. Te esfuerzas mucho y sientes gran pasión por la música, eso seguro termina muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *