Tres anécdotas divertidas en las clases de guitarra clásica

por Toni Iñiguez


Hoy toca hablar de cosas divertidas. Te voy a contar algunas anécdotas que me han sucedido durante las clases de guitarra con mis alumnos.

Espero que esto te ayude en algún modo a verte identificado con estas situaciones . Porque ya sabes que en el largo recorrido que significa aprender guitarra suceden muchas cosas en las clases.

Esta cuerda no es la que era

Hay un error típico que creo nos pasa a todos que es cuando nos ponemos muy serios para empezar a tocar una pieza, un estudio o una obra, respiramos y nada más pulsar las cuerdas notamos que todo va bien, hasta el momento justo en que… tocamos la 6ª cuerda y descubrimos que está afinada un tono bajo, la tenemos en Re. Hemos olvidado ponerla en su afinación correcta después de tocar otra pieza.

¿A quién no le ha pasado esto?. Lo mejor es reírse y volver a empezar después de haberla afinado correctamente. Aunque claro está, lo mejor sería asegurarnos de que está afinada antes de empezar.

Ahora no me equivoco.

Otra situación que se repite mucho y si no fuera porque al principio nos pone nerviosos es cuando llegamos a clase y con gran seguridad sacamos la guitarra de su funda y al disponernos a tocar, vemos que no estamos acertando ni una nota, que estamos nerviosos, que las posiciones no fluyen y los dedos no aciertan con los trastes y por si fuera poco hemos olvidado algunos pasajes.

Entonces se escucha la famosa frase: ”en mi casa me sale mejor”.

Esta frase la habré escuchado millones de veces, casi debería ya enmarcarla y ponerla en el blog a modo de homenaje.

La divertido de esta frase está en que en clases Online no te sirve, pues !ya estás en tu casa!.

Más rápido, más lento.

Y por último, comentar otra frase que se dice en clase. Después de que el alumno ha tocado una pieza a velocidad moderada, suele comentar la velocidad del metrónomo que aparece al principio de la obra, que suele ser mayor, mucho más elevada que la que ha tocado él o ella.

– He ido lento, pone negra =180 pm.

Siempre se olvida que una pieza se debe tocar siempre a la velocidad que tu técnica te permita en este momento en el que estás. Ya iremos más rápidos cuando mejoremos la técnica.

Así que con estos tres ejemplos puedes comprobar cómo a todos nos pasan las misma cosas, nos preocupamos por lo mismo.

Espero que te hayas visto reflejado en alguno de estos tres ejemplos.

Dime si es así, dejándome un comentario aquí abajo.