Cómo tocar las piezas en guitarra clásica, los estilos

escrito por Toni Iñiguez


Para el guitarrista que quiera saber cómo tocar las piezas, una obra musical en la guitarra clásica, es recomendable que las conozca en sus aspectos básicos como son la medida, el tempo, la digitación, la forma musical,  fraseo  y la dinámica, entre otros.

 

También debe conocer la manera en que se  tocaba en la época  del compositor, pues de no hacerlo así se corre el riesgo de tocar todas las  piezas de diferentes estilos históricos de la misma manera.

 

Debemos diferenciar claramente los estilos de las épocas de Tárrega, Mertz, Weiss, Bach…y sus diferencias.

Los guitarristas que estudian la guitarra y que quieran dedicarse seriamente a interpretar  piezas, deberían conocer estos aspectos y dedicar tiempo a estudiarlo y aprenderlo.

 

LO QUE NOS HAN DEJADO

Hoy día, aunque no hemos conservado grabaciones ni registros sonoros de todas las diferentes épocas  musicales, sí que tenemos noticias de cómo se tocaba entonces gracias a cartas, documentos, los propios compositores y sus análisis  dejados por escrito de las obras o de sus amigos así como  estudios de musicologos.

 

Por ejemplo, sabemos cómo debían interpretarse los adornos en época de Bach ya que el mismo Bach dejó escrito un libro de cómo hacerlo para su hijo Wilhem Friedmann   ya que este estaba aprendiendo a tocar el clave. 

 

Incluso el mismo Mozart, a través de las cartas que escribía a su padre, explicaba cómo quería que sonara su música.

 

LOS ESTILOS

Es recomendable conocer de cada pieza los siguientes aspectos de estilo:

Textura (si es contrapuntística u homofónica)

Forma musical (las estructuras y patrones de todas las épocas)

Melodía (las del clasicismo son claras y fáciles de recordar las barrocas están más escondidas)

Armonía (si es compleja como en el Barroco o clara)

Ritmo o pulso métrico (si es estable y fuerte)

Dinámicas ( rubatos, crescendos, contrastes entre tempos…)

De esta manera, conociendo estos detalles, se tocarán mejor las piezas y se disfrutará más asistiendo a un recital  o escuchando una grabación.