Cómo mantener la motivación estudiando guitarra clásica

escrito por Toni Iñiguez


Saber cómo mantener la motivación estudiando guitarra clásica tiene una respuesta sencilla.

En ocasiones nos puede suceder que tengamos que trabajar en una obra larga para guitarra o una serie de piezas y al comprobar la extensión de la pieza o  piezas, nos ocurra que no encontremos la motivación suficiente para mantener durante días la intensidad necesaria para trabajarla.

O incluso puede que dependiendo del día tengamos más o menos motivación para enfrentarnos a ello.

 

Esto nos hace desanimarnos y probablemente nos retrase en aprenderla, nos entra pereza o estamos días sin querer saber nada de esas dificultades, con los consiguientes remordimientos añadidos…

Algunas de las posibles soluciones para enfrentar y solucionar estos problemas son recordarnos algunas cosas.

Son estas:

.-Recuérdate todos los días, que las cosas importantes  de la vida en general, y tocar bien la guitarra es una de ellas, necesitan su tiempo. Todo lo bien hecho necesita su tiempo.

En este mundo acelerado ya no disfrutamos de las cosas bien realizadas, queremos todo inmediatamente y eso nos lleva a no disfrutar del proceso, ni de nada de los pequeños avances y  logros que vamos consiguiendo paso a paso.

Así que no tengas prisa, dividete la obra en partes más pequeñas, ponles fecha de estudio a cada una de estas partes y así, si estudias cada parte en el día que te corresponde,  sabrás con antelación el día exacto que la terminas. Esto te dará energía para seguir con el trabajo porque verás la meta al final.

ALGO MAS

.-Otra cosa importante a recordar sería: “hacer lo que hay que hacer”, lo que haya que hacer en cada momento. No dudar.

Por ejemplo, está claro que has decidido a estudiar guitarra, que te gusta la música y que quieres ser buen guitarrista, así que tienes que tener claro que tu trabajo es practicar todos los días, no  queda otra, no hay atajos, no hay excusas, ¿quieres o no quieres ser buen guitarrista?.

Pues ya sabes: a practicar, hacer lo que hay que hacer.

Cuando dudamos, cuando vacilamos, desperdiciamos la energía, nos defraudamos a nosotros mismos. Por lo que recordarnos  que debemos “hacer lo que hay que hacer” es una disciplina saludable que nos ayudará a conseguir lo que nos propongamos.

En ocasiones no nos queda otra aunque no tengamos ganas que sentarnos delante de la partitura y estudiar. No siempre estaremos inspirados pero si nos estamos tomando en serio la guitarra, debemos ser perseverantes para tener resultados.

Estudiar aunque no apetezca es un síntoma de que queremos realmente llegar a tocar  bien.

PORQUÉ ESTUDIAR CON UN PROFESOR

.-Otra cosa a tener presente es saber que tener a alguien cercano, una persona, un profesor que nos motive es importantisimo. En los equipos de fútbol, de atletismo, en las empresas. los tenistas… en todas partes en grupo o en solitario, se está trabajando desde hace años con coachs o motivadores para conseguir objetivos.

Esto es, la persona que ayuda y repasa los objetivos junto al interesado, semana a semana, para ayudarle a llegar donde quiere estar. Todos necesitamos alguna que otra vez una opinión de alguien que esté preocupado por nosotros y nuestro trabajo, que nos de ánimos,  unas palabras de animo, un soporte emocional.

Todos lo necesitamos. 

En ocasiones conseguir grandes logros requiere mucho esfuerzo y no vienen mal toda la ayuda que sea posible.

Recordar que no siempre es bueno ser autodidacta. En ocasiones debemos reconocer que estudiar con un profesor de guitarra, apuntarnos a sus clases, es lo que necesitamos, es el apoyo y la enseñanza que nos acorta el camino. Así que si no lo estás haciendo ya, apúntate cuanto antes a clases de guitarra con un profesor  y no lo aplaces más. Comprobarás una gran diferencia.

Así que como resumen para recordar:

1-.Las cosas importantes de la vida requieren tiempo.

2.-“Hacer lo que hay que hacer” en cada momento, no dudar.

3.-Apuntarse a clases con un profesor que te motive y guíe par llegar a tu meta.